Paradojas Cooperativas (I)

compromisos-MONDRAGONArtículo publicado por GARATZEN en la página de TULankide, que informa de la actualidad del cooperativismo de Mondragón.

 

¿La responsabilidad cooperativa limita nuestra libertad? ¿Puede el igualitarismo resultar injusto? ¿Sabemos cambiar sin perder lo esencial? La Experiencia Cooperativa no está exenta de paradojas sobre las que conviene reflexionar.

Cualquier fortaleza, llevada a su extremo, puede convertirse en debilidad. El coraje es una virtud fabulosa, pero si lo llevamos al extremo podemos caer en la temeridad. La paciencia se puede convertir en indolencia, la lealtad en dependencia y la sinceridad en ofensa. Esa es la naturaleza de las paradojas: conceptos aparentemente lejanos o contradictorios que esconden una misma naturaleza. En nuestra realidad cooperativa podemos identificar varias e interesantes paradojas que inducen a la reflexión.

Igualitarismo/justicia.

Independientemente del tiempo que lleve cada socio, de su puesto o del capital que tenga, todos tenemos el mismo voto en la asamblea y todos somos propietarios por igual. Es una característica que hace único a nuestro modelo y lo convierte en referente mundial en democracia económica. Esta base igualitaria, tan rica, tan humana y tan excepcional, tiene sin embargo el riesgo de viciar la dinámica organizativa si se entiende de forma equivocada, maximalista. (…)¿Cómo hacemos para que nadie se esconda en la cómoda mediocridad? ¿Cómo valoramos el trabajo excepcional? ¿Cómo salvaguardamos la equidad en un entorno igualitarista?

Libertad/responsabilidad.

(…) Desde el momento en que acepto ser socio, ejerciendo mi libertad individual, estoy aceptando el respeto a unas reglas de juego. Me comprometo a respetar el trabajo de mis compañeros y a corresponder con esfuerzo y calidad, a pensar en lo mejor para todos y no únicamente en lo mejor para mí o para mi grupo.¿Estamos dispuestos a condicionar nuestra libertad a las necesidades colectivas? ¿Asumimos nuestras obligaciones además de nuestros derechos? ¿Entendemos que cooperar significa ser generoso y pensar en clave de grupo?

Cambio/estabilidad.

(…) El cambio no es absoluto, ni parte de una página en blanco, en cada cambio se mantienen unas señas de identidad estables.(…) Si no valoramos nuestras raíces, el primer vendaval nos barrerá del mapa. ¿Tenemos claras nuestras raíces fundamentales? ¿Conociéndolas, nos atrevemos a cambiar todo lo necesario para sobrevivir y progresar?

Seguridad/acomodación.

(…) La seguridad y estabilidad que ofrece la condición societaria es notablemente mayor que la que tiene un trabajador por cuenta ajena, pero la otra cara de la moneda, obvia, es el peligro de la acomodación, de asumir la creencia de que esto es para toda la vida y que, haga lo que haga, “ya me darán” un puesto de trabajo. Esta idea es una absoluta perversión de la condición societaria. (…) La creencia del “ya me darán, es mi derecho” puede hacer mucho daño. Si todos pensáramos así, ¿quién “nos daría”? ¿a quién reclamaríamos “nuestro derecho”?

(…)

Acceder al artículo completo

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

dos + 6 =

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies