Paradojas cooperativas (II)

Segunda parte del artículo publicado por GARATZEN en TULankide, sobre conceptos y realidades que se relacionan paradójicamente en el día a día de las cooperativas de Mondragón.

“(…) Nos nutrimos de lo local, lo comunitario nos vincula a la realidad y da sentido a lo que hacemos. El modelo cooperativo es intrínsecamente local pues está encarnado por personas que viven en una comunidad, sea la que sea y esté donde esté. No olvidemos que nuestras cooperativas nacieron como instrumento de mejora de su entorno, esa era y es la razón de su existencia. Pero también tienen un espíritu universal… La apertura, en la época que nos toca vivir, no es sólo recomendable sino absolutamente necesaria. Apertura hacia nuevas culturas y formas de pensar, apertura con lo nuevo y lo diferente, apertura hacia otras experiencias de autogestión y hacia distintas formas de hacer realidad valores cooperativos de siempre. (…)

(…) Hemos pasado del cooperativismo de la necesidad al cooperativismo del bienestar. Las necesidades de todo tipo que caracterizaron a las primeras décadas de nuestra historia cooperativa fueron un factor motivador natural que aglutinó y dio sentido al movimiento cooperativo. Necesidades humanas básicas a las que se dio respuesta de forma colectiva y solidaria. Afortunadamente, la evolución socioeconómica y el esfuerzo de generaciones han hecho posible alcanzar cotas de bienestar envidiables… Si el trabajo cooperativo cubre únicamente nuestro espectro de necesidades materiales, nos estamos perdiendo la oportunidad de alcanzar un BIENESTAR, con mayúsculas, que va más allá de lo material y que apela a lo mejor de cada uno de nosotros. (…)

(…)Pero el reto de disminuir la brecha entre los valores cooperativos declarados y nuestras acciones cotidianas es exigente. Más aún cuando lo que está en juego es la credibilidad. No basta con estar de acuerdo con los valores de los que nos hemos dotado (primer paso necesario) si nuestras acciones (que no intenciones) no los acompañan. Y no siempre superamos este ejercicio de coherencia. El antídoto para ir mejorando pasa por ganar consciencia, tener la claridad mental y humildad suficientes para darnos cuenta. (…)”

Leer artículo completo

, , , , , , , , , , , , ,

One Response to “Paradojas cooperativas (II)”

  1. certificado manipulador de alimentos
    febrero 13, 2014 at 6:24 pm #

    Interesante articulo!

Deja un comentario

ocho − 1 =

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies