Las comunidades de montaña. Estructuras políticas

Artículo de Paul Henri Stahl en Zainak nº 17, Eusko Ikaskuntza, 1998.

valle-del-roncal(…) El conjunto de las regiones de montaña europeas nos aporta numerosos ejemplos de comunidades de valle. Las regiones pirenaicas, por ejemplo, ofrecen modelos típicos, tanto en una vertiende como en la otra. La unidad más pequeña de organización social lleva el nombre de casa; otras veces se la llama fuego; grupos colindantes de casas forman una vecindad; los pueblos, en común, constituyen, a su vez, vecindades; el conjunto de vecinda­des del valle forma la vecindad de valle.

El valle del Ronkal es uno de los valles vascos que ha guardado con más pureza sus estructuras sociales tradicionales. Se compone de una población que parece no haber evolu­cionado mucho con el tiempo. Tenemos, en 1796, 3.855 personas y, en 1940, 4.250. En una obra de Juan Cruz Alli Aranguren aparecen los testimonios de la vida comunitaria en el s. XI; la existencia de una organización política de valle desde tiempos remotos es confirmada por los acuerdos con los valles vecinos (por ejemplo con Baretous en 1375, con Ansó en 1407 y más adelante con otros valles); estos acuerdos se reconfirman a lo largo de los siglos regulando, fundamentalmente, los problemas ligados a la vida económica y a la propiedad. Pactos simila­res se hacen con valles de la vertiente norte de los Pirineos (por ejemplo con Zuberoa). Las siete comunidades del valle concluyen entre ellas acuerdos que regulan problemas similares. Es bien problable que, de hecho, la comunidad de valle existiera desde muy antiguo y que, en esta época, se ha puesto por escrito una costumbre que se trasmitía oralmente.

Delimitada por fronteras naturales del valle y de las montañas, la comunidad local está ligada a los bienes comunales y a la defensa de los habitantes contra la penetración de los extranjeros ya que el derecho de ciudadanía era cuidadosamente regulado. El funcionamien­to de una comunidad de valle similar, que, en este caso reagrupa a siete pueblos, supone la existencia de un órgano político. Las intervenciones sucesivas de las autoridades reales pare­cen confirmar los privilegios y el modo de vida de los habitantes; la comunidad de valle se expresa en cuanto persona jurídica. Los habitantes forman una mancomunidad de villa y tie­rra, comunidad reconocida por los decretos del Estado de forma continuada hasta el s. XX.

Las siete villas del valle abrigan las vecindades, barrios del pueblo, unidos por relacio­nes especiales entre ellos y las vecindades colindantes. La unidad de organización social más pequeña (el caserío) aporta un representante, un hombre bueno, nombre que se encuentra por toda Europa, lo mismo que el de vecino. El nombre de los habitantes, prove­niente del caserío que habita, es la prueba de su limpieza de sangre, en base al hecho de pertenecer a una casa de renombre y en base a sus derechos de ciudadano (vecino). Las disposiciones consuetudinarias confirmadas muy a menudo por las citadas leyes escritas intervienen en la mayor parte de los sectores de la vida social y describen las obligaciones y los deberes precisos. Una junta general que reune a los hombres buenos decide sobre los asuntos de todo el valle. Los representantes de los siete valles (sobre todo los alcaldes) se reunen bajo la presidencia del alcalde del pueblo de Ronkal pues es allí donde tienen lugar las reuniones. El crecimiento constante de la población de este pueblo se explica porque es la sede administrativa del valle. Allí se decide el conjunto de reglas que ordenan la vida eco­nómica (bosque, pastoreo, agricultura). En otro valle pirenaico (Tena), hasta el siglo XIX, había tres uniones, distritos, cada uno con un consejero, compuesto de cabezas de familia, bajo la presidenca de un cónsul o prohombre mayor. (…)

PDF: Las comunidades de  montaña: estructuras políticas.

, , , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

1 × 5 =

Leave your opinion here. Please be nice. Your Email address will be kept private.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies